Urgencias podológicas a
domicilio 24 horas

Noticias

Pisar un erizo ¿Qué hago?

  • Home
  • -
  • Tratamientos
  • -
  • Pisar un erizo ¿Qué hago?
Pisar un erizo ¿Qué hago?

Un paseo por la playa o un sendero boscoso puede tornarse en una experiencia dolorosa si te encuentras con un erizo de mar y, por accidente, lo pisas. Sus afiladas púas pueden causar molestias considerables y, en algunos casos, derivar en complicaciones si no se toman las medidas adecuadas. Aquí te explicamos paso a paso qué hacer si te ocurre esto.

Mantén la calma

Lo primero que debes hacer es mantener la calma. El pánico solo empeorará la situación. Respira hondo y analiza la situación con claridad. Es normal sentir dolor y miedo, pero es importante actuar con tranquilidad para tratar la herida de manera adecuada.

Retira el pie del erizo

Si el erizo aún está adherido a tu pie, empújalo con cuidado para separarlo. No intentes arrancarlo, ya que podrías romper las púas y dificultar su extracción.

Evalúa la herida

  1. Revisa tus pies: Observa la profundidad y la cantidad de púas clavadas. Si solo se trata de pinchazos superficiales, es probable que puedas manejarlo en casa. Sin embargo, si las púas están profundamente incrustadas o hay muchos pinchazos, es recomendable buscar atención podológica inmediata.

Extracción de las púas

  1. Pinzas:

    • Utiliza unas pinzas finas y esterilizadas para extraer las púas visibles.
    • Sujeta la púa lo más cerca posible de la piel y tira con firmeza en dirección recta. No las dobles ni las tuerzas, ya que podrían romperse.
  2. Vinagre:

    • Si algunas púas son difíciles de extraer, puedes remojar la zona afectada en vinagre blanco caliente durante 10-15 minutos. El ácido del vinagre ayuda a disolver las púas.
  3. Aguja:

    • Si no puedes quitar una púa con pinzas o vinagre, utiliza una aguja esterilizada para pinchar la piel alrededor de la púa y luego extraerla con cuidado.

Limpieza y cuidado

  1. Lava la herida: Una vez extraídas las púas, lava la zona con agua tibia y jabón antibacteriano. Esto ayudará a eliminar cualquier suciedad o bacteria.
  2. Aplica una pomada antibiótica: Esto ayudará a prevenir infecciones.
  3. Cubre la herida: Utiliza un vendaje limpio y seco para cubrir la zona afectada.
  4. Eleva el pie: Mantén el pie elevado por encima del nivel del corazón para reducir la hinchazón.

Observa los síntomas

  1. Vigila la herida: Revisa la herida diariamente en busca de signos de infección, como enrojecimiento, hinchazón, pus o fiebre. Si observas cualquiera de estos síntomas, consulta a un médico de inmediato.
  2. Consulta a un médico: Si notas cualquiera de estos síntomas o si no puedes retirar todas las púas, busca atención médica.

Recomendaciones adicionales

  1. Usa calzado adecuado: Para evitar pisar un erizo, utiliza calzado resistente y cerrado al caminar por zonas donde estos animales son comunes.
  2. Ten cuidado en la playa: Presta especial atención al caminar por la arena, especialmente en zonas rocosas o con poca luz.
  3. Informa a un adulto: Si eres un niño y pisas un erizo, informa a un adulto de inmediato para que te ayude con los pasos necesarios.

Conclusión

Pisar un erizo puede ser una experiencia dolorosa, pero siguiendo estos pasos puedes tratar la herida de manera efectiva y prevenir complicaciones. Recuerda siempre limpiar y desinfectar la herida, y no dudes en buscar ayuda podológica si es necesario. Tus pies son importantes, ¡cuídalos bien!

 
Si te gustaría saber más puedes ver nuestro capítulo del podcast de podología en donde hablamos como funciona nuestro servicio VER AQUÍ y si deseas una revisión por uno de nuestros podólogos en Quito, Valle de los chillos y Otavalo – Ecuador o Barcelona y Madrid – España, Caracas – Venezuela, Gibraltar, no dudes en contactarnos
Descubre más sobre nosotros:
Avíso legal
Política de privacidad
Política de cookies
Condiciones compra